14.3.17

Amanecer con torre

Cada año, mi sello casero Ediciones de la lectorcita produce una plaqueta para el cumpleaños de mi hija Sofi, con un poema o un cuento escrito por mí e inspirado en algún tema que haya tenido relevancia en su vida durante el año anterior.

Acá están todas juntas:



Para el nacimiento, fue la vida intrauterina (En un mar sin olas).
Para sus dos años, fueron los perros (Babaus).
Para sus tres, dibujar y dibujar (Hojas amarillas).
Para los cuatro, el mar (Coplas del mar).
Y ahora, con cinco años, despertarse temprano para ir al jardín (Amanecer con torre).

Esta vez, las ilustraciones y diagramación (y la idea genial de abrir una ventanita por la que se asomara Sofi) fueron del artista Nicolás Monasterio



Y acá, el poema:

Amanecer con torre

Un ratito antes
de que salga el sol,
mamá me despierta:
–¡Arriba, mi amor!

Prepara un licuado
que tomo en la cama,
por más que es de noche
abre las ventanas

y vemos la torre
alta y elegante,
lleva de sombrero
un reloj brillante.

Si les soy sincera:
volvería a acostarme,
a remolonear
aunque se haga tarde.

Lo intenté mil veces:
me meto en la cama
pero mamá viene,
me saca el piyama,

me viste y me dice:
–¿Oís las campanas?
¡Es verdad, ya suenan!
Salto de la cama.

Me lavo los dientes,
me voy a peinar.
¿Y dónde está el peine?
¡Todos a buscar!

Por detrás del río
un punto de fuego
de pronto aparece
e ilumina el cielo

y desde la puerta
me llama papá:
–¡Vamos a la escuela,
saludá a mamá!

¿Por qué tanto apuro?
No llego a entender.
¡Vengan a mirar
el amanecer!






1 comentario:

Liliana Schwab dijo...

¡Qué preciosura, el poema y el diseño! Y esa edad, tan divina...
Un proyecto tierno y juguetón como vos. Un abrazo fuerte, Anahí.