11.6.13

La lectora en pleno zapping


foto: Melina Flores


La lectora sabe que está rodeada de mundos. Los de los pasajeros que tiene cerca, cada uno en sus pensamientos. El de la calle que ve pasar por la ventanilla. El del libro que sostiene con la mano libre, la que no está agarrando con fuerza a la pequeña lectora. El de la pequeña lectora. El suyo propio. Esos mundos son como globos transparentes, de colores, que en más de una ocasión se superponen y forman nuevos tonos. Lee una oración, esquiva la cabeza del bebé, lee otra oración, espía por la ventanilla para no pasarse la parada, lee otra más, una mujer que va hacia la puerta la choca con la cartera. Va de un mundo a otro, en un zapping ágil que nada tiene que ver con sus lecturas de hace un año, tirada en el sofá, ajena a los relojes. Pero a veces, con tanta ida y vuelta, algún personaje o situación se le cuela en la realidad o viceversa. Ahora, por ejemplo, no recuerda si la necesidad de bajarse en Retiro era de ella o de la protagonista del libro. Está a una parada de la estación. Decide que no, no va a bajarse. Prefiere continuar con la novela.

2 comentarios:

Florencia dijo...

Hola!!! me siento tan identificada. Soy -antes que nada- lectora del mundo. Y hace algunos meses descubrí los audiotextos que me bajo y escucho mientras manejo, corro o viajo ....
Saludos!!!


Hernán dijo...

Hay que tener una concentración fuerte, para no desplomarse con las distracciones de leer en la vía pública, sino se fusionan la realidad con la ficción…. Excelente: “algún personaje o situación se le cuela en la realidad o viceversa”. ¡¡¡Saludos!!!.