11.12.12

La lectora en voz baja


foto: Miguel Sampedro


Si la pequeña lectora estuviera despierta, se apoderaría del libro. Pasaría las páginas hacia adelante y hacia atrás, lo daría vuelta. Tal vez arrancaría una hoja para probar su sabor, o para hacer bollitos: le interesa el ruido del papel al arrugarse. Pero duerme. 
La lectora abre el libro para ella sola y lo lee en voz baja. Es decir, la voz en su mente va casi en un susurro, no vaya a ser que la pequeña lectora se despierte y quiera devorar una solapa, o mordisquear el lomo hasta ablandarlo. Cada uno tiene su forma de leer.

3 comentarios:

Little Cambridge dijo...

tus breves notas son siempre entretenidas.

esta es deliciosa. como las hojas de un libro que mastica un pequeño bebé, incluso mientras duerme!

las extraño :)

Betina Z dijo...

Tal vez,la pequeña lectora sueña con un apetitoso libro cuyas hojas arranca prolijamente para hacer bollitos crujientes, mientras la voz de su mamá la acuna con un murmullo suavecito.

Felices sueños, feliz lectura para ella.

Anahí Flores dijo...

Vanessa Alanis: ¡gracias, querida!

Betina Z: me gustó eso de que el bebé arranque las hojas "prolijamente"... jijiji, pero esa prolijidad está lejos de la realidad de Sofi :-) ¡Saludos!