18.9.12

La lectora edita


La lectora tiene sus libros tan llenos de anotaciones en los márgenes, que al releerlos intercala los renglones del autor con sus propias anotaciones. A veces hay frases escritas en tinta azul, otras en verde, dependiendo de la birome que tuvo a mano en cada momento. También hay alguna que otra mancha de mate o café. Como una arqueóloga, lee todo junto: autor, ella un año atrás, ella varios años atrás. Y agrega anotaciones actuales. Subraya frases que en lecturas anteriores se ve que no le llamaron la atención. Tacha párrafos enteros que sobran. Si ella tuviera el teléfono del autor lo llamaría y le diría que para qué, que no sea tan explicativo y anule esas líneas, por favor. El libro queda, a través de los años, cada vez más subrayado, escrito y tachado. Si alguna vez vuelve a releer esa novela tendrá que ser en ese ejemplar. El que podría comprar en cualquier librería le sonaría, a ella, como un primer borrador desprolijo y sin editar.



9 comentarios:

Margen Visual dijo...

la lectora escribe, tacha, interlinea... Debiera llamarse La escribidora, o la tachadora, o bien la interlineadora...

Vanessa Alanís dijo...

yo tengo una edicion de seda de baricco que parece como si me la acabaras de describir! tiene hasta un hada entre el capitulo 6 y 7!

que guapas salen en la foto :)

Betina Z dijo...

A veces lo hago. Pero siempre con algo de culpa por ensuciar el texto con mis paratextos, que de alguna manera modifican, intervienen esa obra con mi voz... Entonces marco, pero con un lápiz suavecito; en vez de subrayar, hago discretos corchetes, como silbando bajito, disimulando...

También me pasa que cuando vuelvo a un libro que leí hace mucho me encuentro con marcas que caducaron (ya no pienso/ siento eso) y con otras que, directamente, no entiendo por qué hice ("qué vi ahí...?").

Evidentemente todos los lectores y las lectoras entablamos un diálogo particular con el libro. A veces necesitamos escribirlo; otras nos basta con escucharlo mientras dura la lectura. Y dejar "limpia" la obra, a ver qué nuevos diálogos nos esperan con su relectura...

Un beso, Anahí

Tuky dijo...

Leí "Si ella tuviera el teléfono del autor lo llamaría y le diría que para qué" y me sacaste una sonrisa. Suelo decir "¿era necesario?" jaja
besitos

Dana dijo...

Me cuesta tanto escribir un libro, muy raras veces le hice a un párrafo una marquita con lápiz...pero haría lo mismo que la lectora si tuviese el teléfono de algunos autores.
Saludos!

MC. dijo...

que a gusto me siento en este blog, cuantas veces me alegro de no ser la única! besosss

Gabriela Luzzi dijo...

que divertido parece todo lo que hace la lectora para Sofi, yo también quisiera verlo, besos!

Lilly dijo...

Me gustó este texto. También los distintos comentarios.Cada uno tiene su forma de leer, subrayar, tachar o dejar limpios los libros que lee. Cariños. Se las extraña mucho! Lilly

Florencia dijo...

Qué lindo leer los hábitos de lectura de cada lector. Yo, cuando algo me gusta mucho, anoto por ejemplo:
Gracias Murakami, o Gracias .......!!
Saludos!!