31.7.12

La lectora y alguien más




Dicen que leer es un acto solitario. Pero no, la lectora no concuerda. A veces, cuando lee, tiene la sensación de que alguien más lo hace con ella. Como si estuviera a su lado, escuchando la voz interior de su lectura. O, incluso, pasando los ojos por las mismas líneas. Se sabe espiada por encima del hombro, pero ¿quién es? ¿Un fantasma? La lectora hasta fantasea, en esos momentos, con creer en presencias divinas. O en la voz de la consciencia (en ese caso, el oído y los ojos de la consciencia). 
Le gusta esa compañía indefinida. Prefiere no moverse, no buscar, de reojo, a ver quién es. No vaya a ser que lo espante y, entonces, empiece a pensar que sí, que leer es un acto solitario.

5 comentarios:

Margen Visual dijo...

Cuando leo, a veces, si asocio la lectura a alguien, mi respiración se altera para seguir el ritmo de mi recuerdo. Me pasa con Borges, con Gelman y con Francisco Madariaga en la poesía y con Kusch en la filosofía. El ritmo de ellos los tengo adentro.

Dario Kullock dijo...

Fijesé, lectora, que yo estoy de acuerdo con los dos. La lectura es un acto solitario, sin embargo, cada ñuno de nosotros está poblado por una multitud de seres que nos habitan. Algunos conocidos y otros aún sin descubrir. De modo que la soledad absoluta no existe. Cada uno de nosotros somos una sinfonía de lectores, con voz, con ritmo Una sinfonía solitaria. Tal vez.

Vanessa Alanís dijo...

Leíste alguna vez "the coming of the book"? es un libro del annalist a francés Lucien Febvre,. un estudio marxista sobre el impactos e la imprenta en la lectura, que cambió de voz pública a vos privada, de lectura en voz alta a lectura individual silenciosa. cómo en la antigüedad, con un solo documento, la lectura era un acto de juglares, trovadores, sacerdotes, que daban la entonación al texto para el pueblo. cómo se traducía a través de madrigales, coplas, villancicos.... y después, la imprenta silenció a todos esos lectores, y con la revolución industrial vino la masificación de los libros, la invención de la puntuación (par sustituir la respiración del lector público), porque como hemos visto con el ensayo sobre la ceguera de Saramago, uno puede leer sin puntos ni comas!

The coming of the book es uno de mis libros favoritos. te lo recomiendo. http://www.amazon.com/The-Coming-Book-Printing-1450-1800/dp/1859841082


y tu foto es lindísima! qué bueno es girar por la vida con un fotógrafo a mano no?

xx

V

Cecilia Sorrentino dijo...

Coincido con Darío Kullock y con la lectora. Nunca leemos solos porque también leemos con la memoria.

CLARA dijo...

HOLA LECTORA .LOS INVITO AL CONCURSO DE MICRORELATOS "MUJERES NERVIOSAS" .LAS BASES ESTAN EN MI BLOG -ME VESTIRE DE PURPURA-http://tuoooo000.blogspot.com .ar .EL PLAZO ES HASTA DICIEMBRE Y EL PREMIIO ES EN PESOS ARGENTINOS . ME ENCANTA TU BLOG.SALUDOS DE CLARA.