28.6.11

La lectora en el desierto


ilustración: Lucía Miranda
Me resisto a considerar el afán de leer 
una simple "afición" entre otras: es una pasión,
 aún más, una forma de vida.
Fernando Savater (1947), escritor español.

A veces la lectora no sabe cómo llega a ciertos lugares. ¿Cómo puede ser que hasta hace unos minutos estaba en la ciudad y, de pronto, pasa el viento y resulta que es el viento del desierto, mira el cielo y se ven la luna y las estrellas, y ya no está sentada en el banco de una plaza sino en el lomo de un camello con anteojos? No entiende, realmente no entiende, pero tampoco le preocupa: prefiere no hacerse preguntas, cabalgar en el desierto y, sobre todo, seguir leyendo.

7 comentarios:

Tuky dijo...

si me habré pegado unos viajes en elefante marca Saramago!! jaja

besos

Tutte dijo...

Nada mas lindo que salir de viaje a lo fantástico de la lectura... Son vacaciones gratuitas y diarias...

La lectora dijo...

Tuky: ¡sí! Yo también anduve en el viaje del elefante, tal vez hasta nos vimos por ahí :)

Tutte: Por eso hay que elegir bien los libros que se leen...

Tuky dijo...

Recién vi esto y me acordé de vos. Así que ya que estoy te lo dejo :)

http://24.media.tumblr.com/tumblr_lnfs1okA9d1qz4s3wo1_r1_500.png

La lectora dijo...

Tuky: ¡gracias! Linda imagen.

Los Escritos Vuelan dijo...

Precioso lectora y Lucía, gracias por soplar un poco el viento del desierto, la noche y las historias. Besos!

La lectora dijo...

Los escritos: seguimos soplando :)