2.2.11

La lectora atrapada

… No levantó más la cabeza, por el contrario, parecía que se iba hundiendo ante cada palabra, que no podría regresar a la superficie con su misma cara...
José Saramago
(1922-2010), escritor portugués.
  
Las palabras se juntaron en una combinación tal que quedó demostrado, una vez más, aquello de que el orden de los factores altera el producto. Tal vez en otro orden resultarían inocuas o se olvidarían en poco tiempo: así organizadas, agarran de las pestañas al audaz lector que pose sobre ellas su mirada.
De los ojos de la lectora brotan raíces que se plantan en la página para alimentarse de letras. Qué hacer ahora. Desprenderse del texto sería como un ayuno largo e insalubre y ella es quien mejor lo sabe. No importa cuánto la ciudad continúe mostrándole las mil opciones que tiene a su alrededor. Por el momento y hasta llegar a la última página del libro ella dispondrá de una única opción.

12 comentarios:

erica dijo...

Entiendo perfectamente esa sensación de no poder dejar de leer!!! Jejejeje!!!

La lectora dijo...

Erica:
Yupi, qué bueno que el primer comentario de esta nueva temporada de la lectora venga de una ya antigua lectora de este blog ;)

Diego Ariel Vega dijo...

¿Es un libro o una revista lo que está leyendo la lectora? ¿O es un libro-revista...?

Me parece que huele a Orsai...

Después me comentas si te gusto.

Saludos...

La lectora dijo...

Pero cuánta perspicacia, amigo Diego.
Dale, después te comento.
¡Un beso!

José A. García dijo...

Una pena que el vicio de la lectura esté cayendo en desuso. ¿Qué serán de mis libros cuando no esté aquí para leerlos?

Saludos

J.

La lectora dijo...

Hola José. En realidad, creo que cada vez se lee más. Es que se cambió el formato. Antes se leían más libros, ahora se leen más mails, mensajes de texto de celular, blogs...

Los Escritos Vuelan dijo...

es que la lectora es una rosa, por eso le brotan raíces en los ojos...

La lectora dijo...

Amiga escritos, ese fue un súper piropo. ¡Gracias!

Carola dijo...

qué bueno que un libro te sumerja de esa manera!!! quiero!!!

La lectora dijo...

Carola: ¡sí! hay que dejarse llevar.

Ricardo dijo...

¿Atrapada?...mientras ellos andan, tú vuelas.
Todos los deseos, todas las torturas y ninguna de las certezas; o sí, el azul Prusia en mi paleta de colores....
Saludos, Ricardo

La lectora dijo...

Ricardo: ¡sí! completamente: atrapada por el vuelo de la lectura.