17.8.10

La lectora de madrugada

foto: autorretrato de Anahí Flores
Hay solo dos cosas con las que uno se puede acostar: una persona y un libro.
Ray Bradbury (1920),
escritor estadounidense.
En el medio de la noche se despierta sobresaltada. Un torrente de palabras que se asoman desde lo que queda del sueño la aturde en silencio. Se sienta, toma un poco de agua y, con la intención de despertarse por completo, abre el libro que descansa sobre la mesita de luz. Posa los ojos en esa página nunca antes leída por ella y frases idénticas a las de su sueño se suceden una tras otra. Extrañada, cierra el libro y hace lo posible por retomar el sueño donde, según parece, la lectura continúa de todas formas y sin la necesidad de mantener los ojos abiertos.
También en:
Los martes miento N 202 (revista virtual semanal)

20 comentarios:

Diego Ariel Vega dijo...

¡Qué identificado que me siento con la lectora muchas veces!. Como en este caso, cuando algo me quedo rondando en la cabeza y me obliga a despertarme de madrugada para manotear el libro que está cerca (o mucho peor, tener que levantarme por algún otro,escondido y lejano, con el riesgo del insomnio latente, señal evidente de ineludible lectura nocturna prolongada)

Lau Gambale dijo...

Ufff, Ana, yo también me identifico.... el insomnio y la lectura, como también la escritura, van de la mano. Beso!

La lectora dijo...

Diego y Lau: No sería raro que alguna vez hayan estado leyendo, de madrugada, ustedes y la lectora al mismo tiempo, pero no creo que sea posible confirmarlo. Lo que sí, la próxima vez que la lectora lea a altas horas, sabrá que tal vez ustedes andan por ahí despiertos, y eso hará que se sienta acompañada :-)

Los Escritos Vuelan dijo...

un poquito de luz en la noche... pero, de dónde viene?

Fernando Dinis dijo...

buena imagen y texto!

Tuky dijo...

Solo me sale decirte: me encantó!!

La lectora dijo...

Los escritos: la luz en la noche puede venir de muchos lados... en este caso, de la linterna de la lectora :-)


Fernando Dinis y Tuky: ¡muchas gracias!

el dropi dijo...

Muy bueno todo, el texto, la foto (impecable) y la frase de Bradbury. Es muy bueno pasar por acá.

El Borrador de Papel dijo...

Gracias a ti me pase este dia leyendo montones de blogs que no conocia... haces un gran aporte a la red.

gracias de nuevo...

y si tienes un tiempito mientras calientas el agua para el mate o el cafe. me gustaria te pases por mi blog http://elborradordepapeles.blogspot.com

un abrazo enorme!!

La lectora dijo...

El Dropi: ¡gracias, muchas gracias! Como dato especial: es la primera vez que la lectora se encarga de todo en un post: lee, escribe el texto y saca la foto (y vende las entradas, vende chocolates y barre, jajaja).

El borrador de papel: qué bueno de que a partir de la lectora hayas llegado a otros blogs interesantes. Pasaremos más tarde por tu espacio. Un beso, y bienvenido a la lectora.

el dropi dijo...

¿Todo solita? ¡Te quedó genial!

La lectora dijo...

Dropi querido: sí, la semana pasada se cortó la luz en casa y pensamos qué haría la lectora sin luz. La lectora leería (con la linterna para emergencias). Así que en un santiamén (no sé de dónde vino esa palabra) la lectora hizo la producción fotográfica para este texto que ya estaba listo desde hacía un tiempo pero aún no tenía imagen.

Diana. dijo...

El santiamén... es "el amén de un santo". O sea, el tiempo que demora un santo en decir "amén"!

Diana.

La lectora dijo...

Diana: Muchas gracias por el aporte. Los santos deben decir amén con gran velocidad. La lectora podría demorar mucho más en decir esa palabra. Pero claro, tomamos la medida de tiempo de los santos :-)

el dropi dijo...

Diana es una santa. Qué buen aporte trajo.
Amén

La lectora dijo...

Dropi: concordamos con vos, no por nada es la revisora de este blog... Recordemos a Stephen King: "Escribir es humano y corregir es divino". ¡Besote!


Son las doce de la noche, ¿cuántos lectores habrá en este momento leyendo en sus respectivas casas?

eslabon y pedernal dijo...

Impactantes las imagenes. La literaria: el torrente de palabras que aturde en silencio, que bello.
La gráfica: me hace acordar a la Magdalena de La Tour, también bellisima.

La lectora dijo...

Eslabón y pedernal: ¡gracias por la comparasión, muy buena! Ahora, preferimos tener un libro en las manos antes que una calavera... ¡Buen domingo!

ángel dijo...

Gracias por tu blog de lectora que descubro, junto con esa espléndida frase de Bradbury que desconocía.



Saludos...

La lectora dijo...

Ángel: bienvenido a la lectora.
Sí, esa frase de Bradbury a nosotros también nos encanta... si bien un amigo en estos días nos dijo que a la cama también se puede llevar un buen pijama. Toda frase es adaptable. ¡Saludos!