29.6.10

La lectora indecisa

foto: Lali
Lee los buenos libros primero, 
lo más seguro es que no alcances a leerlos todos.
Henry David Thoreau (1817-1862), 
escritor estadounidense.

La lectora dispone de una hora libre. Una hora para encontrar un buen lugar donde sentarse a leer. Camina con esa firme intención, pero de pronto se detiene: la calle se divide en dos y no sabe por cuál seguir. Mira hacia una, mira hacia la otra. Ambas tienen linda luz y podrían contener sitios cómodos como los que a ella le gustan. Se detiene a esperar que algo extraordinario suceda en alguna de las dos calles y que así el destino decida por ella. Pero los minutos pasan y nada ocurre. 
La lectora se apoya en una señal de tránsito estratégicamente colocada justo donde las calles se bifurcan. Saca de su cartera dos libros. Los observa. No sabe cuál leer. Por suerte el autor de uno de los libros siente los ojos dudosos de la lectora y se propone cautivarla. No se sabe bien cómo hace, pero de pronto emana del libro un aroma a café recién molido. La lectora lo abre y el otro, que sólo huele a tinta y papel, queda relegado para más adelante.
En algún lugar, el autor sonríe y se prepara un café. 
También en:

13 comentarios:

el dropi dijo...

Excelente la foto y el lugar!

erica dijo...

El cafè y un buen libro...mmm....que bien la pasa siempre la lectora!!!!jajaja!!!!!

Noesperesnada dijo...

Hay libros que cargan aromas especiales y no son precisamente los de cocina...

Los Escritos Vuelan dijo...

Que bueno! Ese autor que siempre estará preparando algo para seducirnos, no sólo nos despierta las ganas de leer. Nos despierta.

vero mariani dijo...

es un linda bifurcada para estar indecisa ;)

besos!

La lectora dijo...

el dropi: gracias!

erica: sí!!!

No esperes nada: estoy de acuerdo, todo libro tiene su olor especial. Hay un autor en particular (DeRose) que impregna el papel de sus libros con kamala (un perfume super rico) así que aunque cierres los ojos mientras leés, sabrás lo que estás leyendo (o al menos a quién estás leyendo).

Los escritos vuelan: los cafés y los libros pueden tener, a veces, el mismo efecto.

Vero Mariani: Sip sip :-)

Renata dijo...

Cómo lo quiero a Thoreau. Y a ti querida lectora que una y otra vez nos inspiras.

Renata dijo...

Cómo lo quiero a Thoreau. Y a ti querida lectora que una y otra vez nos inspiras.

La lectora dijo...

Renata: gracias por el cariño :-)

BRUJITALOLIS dijo...

ME PASA TODO EL TIEMPO,ALGO DULCE Y CAPUCCINO CALIENTE O ALGO SALADO Y GASEOSA Y A LA CAMA CON UN BUEN LIBRO...CAMINO HACIA LA BIBLIOTECA Y HE AQUI EL DILEMA ¿CUAL LEO????? ¿CUAL ME SECUESTRA POR UNAS HORAS???? Y DEBE SER VERDAD,EN ALGUN LUGAR UN AUTOR SONRIE Y SE PREPARA UN CAFE...BESITOS BRUJOS

La lectora dijo...

Brujitalolis: siempre pienso en eso, ¿qué estará haciendo el autor del libro que leo? (en el caso de que esté vivo, claro). ¡Saludos!

Isabel dijo...

Cá estou eu :) é muito interessante o teu blog!! As fotos de ti a combinarem com os textos.... Parabéns! Adorei :D

La lectora dijo...

Oi Isabel. Que bom que gostou. Obrigada pela visita. Beijinhos!