27.4.10

La lectora y sus cuerpos

foto: Lali

Busca fuera de los libros, dentro de ti.
(1944), escritor brasileño.

Ocurrió durante un momento de lectura. Se dio cuenta de que tenía varios cuerpos, todos conviviendo casi en el mismo espacio. Uno, el más obvio, el único palpable, era el físico denso. Por lo general, ese cuerpo adoptaba una posición parecida (sentada, con los brazos elevados y las manos sujetando un libro, las piernas hacia abajo, la cabeza levemente inclinada). Era el cuerpo que vería cualquiera que al pasar reparara en su presencia. Pero su persona no concluía allí. En un plano más sutil, otro cuerpo que también era ella, conformado por sus emociones, leía. Su cuerpo emocional se movía hacia todos lados impulsado por las palabras. Si un transeúnte hubiera podido ver ambos cuerpos a la vez, los hubiera encontrado superpuestos: mientras el físico permanecía inmóvil, el emocional bailaba al compás del texto asomándose desde el físico como un títere. Pero había más. En un plano aún más sutil, otro cuerpo se manifestaba: el mental, cuya materia prima son los pensamientos. El texto también hacía que sus pensamientos se movieran. Leía la palabra "noche" y miles de noches vividas acudían a acompañar la lectura. Los recuerdos orbitaban alrededor de la lectora.
Supo entonces que esos tres cuerpos no eran los únicos: otro más se hacía notar, pero no pudo descifrarlo. Asomaba eclipsado por detrás de los otros. Le resultaba indefinible con palabras como todo lo que es abstracto y que, si se lo explica, se desvanece. Así y todo, ese cuerpo hasta el momento desconocido fue el que más le gustó.
Esperemos que algún día la lectora descubra de qué se trata.

15 comentarios:

Natalia dijo...

Muy bueno, gracias!

Dwayne Macgowan dijo...

q lindo :)

Cristián García Laborde dijo...

Me encantó!
;-)

Gabriela dijo...

Gracias Lectora! Me quedo tratando de descifrar ese otro cuerpo... o tratando de descifrarme... Un beso

La lectora dijo...

Gracias Natalia, Dwayne y Cristián por sus comentarios.
Gabriela, sí, creo que a ese otro cuerpo (u otros cuerpos, por qué no usar el plural) la mejor forma de encontrarlos es buscándolos en vos misma :)
Si los encontrás, mandá noticias.

g. dijo...

qué lindo... voy a pensar en ese otro cuerpo y tratar de definirlo, aunque quizas lo bueno de ese otro cuerpo sea precisamente su indefinición.
salut,

La lectora dijo...

hola g! sí que puede definirse, estoy segura de eso.
aunque tal vez no con palabras, y por eso te refieras a él como "indefinible"...
saludos!

Inés dijo...

Qué lindo Anahí, super interesante..
Besos!

Valentina dijo...

Felicitaciones Anahí, me encantó la percepción de la lectora! Y es así, muchas veces nos olvidamos que detrás de ese conjunto de moléculas, hay emociones, pensamientos y algo más que difícilmente podemos definir con las palabras...

Espero atenta los próximos descubrimientos de la lectora.

Cariños de siempre,
Vale

La lectora dijo...

Gracias Inés y Valentina por sus comentarios.
Vale, veremos cuáles son los próximos movimientos de la lectora... por lo pronto, ideas son siempre bienvenidas :)

erica dijo...

Increìble, me encantò!!! Gracias Anahì!!!!

Susana dijo...

Que texto brilhante, Anahí!

La lectora dijo...

Erica y Susana: ¡gracias, chicas!

MC. dijo...

Volví, me tenés atrapada!!! hoy me quedo sin ojos!!!!

La lectora dijo...

MC: que bueno que volviste pero... ¡conservá tus ojos, eh! Saludos.